Ángel Carracedo clausura el curso de Espazo Compartido destacando la importancia de la diversidad

El investigador Ángel Carracedo ha despedido, en un encuentro online, el curso 2019-2020 de Espazo Compartido. Un acto en el que participaron el presidente del Consello Social de la Universidade da Coruña (UDC), Antonio Abril Abadín; el rector de la UDC, Julio Abalde y la vicerrectora del Campus de Ferrol, Maria Jesús Movilla. Todos ellos se dirigieron a los estudiantes, profesores y tutores del primer curso de la cuarta promoción y destacron la importancia de esta formación para la universidad. Al mismo tiempo agradecieron la implicación del Consello Social de la Universidade da Coruña en la promoción e implantación del programa, así como en su financiación y consolidación.

Durante su intervención el Catedrático de Medicina Legal de la Universidade de Santiago, Director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica y coordinador del Grupo de Medicina Xenómica, Ángel Carracedo, destacó por encima de todo la importancia de la diversidad en la sociedad para la evolución del ser humano: «Son necesarias las diferencias como fuente de crecimiento y mejora del ser humano».

En su ponencia el genetista dio a conocer la labor que realiza su equipo, a través de 12 grupos que trabajan en problemas relativos a la salud y que buscan respuestas a través de la investigación genética. De este modo, hizo un recorrido por desarrollo profesional de las más de 150 personas de su equipo que trabajan en un sistema mixto, entre la Universidade de Santiago de Compostela y el sistema de salud. «Hacemos investigación tratando de solucionar problemas de la vida diaria» aseguró el investigador que detalló que «el trabajo comienza cuando surge un por qué para algo. A esto le sigue un proceso de investigación, para descubrir si alguien tuvo esa misma duda previamente y si le encontró respuesta».

La importancia de la investigación

En esta línea explicó al alumnado que «esto implica un proyecto de investigación en el que trabajan muchos especialistas distintos, cada uno con unas cualidades. Para trabajar yo les pido que les encante lo que hacemos, pasión e ilusión», puntos que este reconocido investigador destacó a la hora de dirigirse al alumnado, sin obviar que: «Para poder hacer nuestro trabajo se necesita financiación, y por eso también trabajamos desde la ciencia. Siempre que se investiga se llega a respuestas interesantes que contribuyen a que la humanidad pueda ir mejor».

Asimismo Carracedo habló de un tema que fue de gran interés para los estudiantes, como es el trabajo realizado en torno a la investigación con ADN. «Es una molécula mágica que apareció en la tierra poco después de que esta se formara, hace 4.500 millones de años y que es tremendamente diversa. Nos da la posibilidad de tener capacidades distintas y esta es la grandeza del ser humano», aunque incidió en «la diversidad siempre es buena, aunque en algunas ocasiones esto deriva en dificultades en nuestra vida. Y, en esto trabajamos en el laboratorio, para poder entender y prevenir o tratar las diferencias que afectan a la salud de la gente» y afirmó que trabajan en buscar todos los marcadores del ADN que permitan mejores tratamientos para enfermedades como el cáncer o la covid19.

En el final de su intervención insistió en que toda la sociedad es distinta y todas las personas tienen algún tipo de problema con el que deben aprender a convivir y señaló que es más partidario de un sistema educativo en el que se valoren las cualidades por encima de los contenidos.

Esfuerzo de los estudiantes

Por su parte el presidente del Consello Social de la UDC, Antonio Abril Abadín, agradeció tanto a los estudiantes como a sus familias el esfuerzo realizado, así como a las entidades promotoras e impulsoras del programa Espazo Compartido. «Todos hacen un gran trabajo y el Consello Social pone todo su empeño para que este proyecto salga bien. Entendemos la universidad inclusiva como un camino en la búsqueda de la igualdad de oportunidades» señaló, al tiempo que aseguró que esta es una de las vías «para lograr un empleo digno, y por ello también hay que trabajar y esforzarse para ser los mejores».

A los estudiantes les recordó que «sois referentes de los universitarios: por vuestro esfuerzo, trabajo e ilusión». Asimismo Antonio Abril aseguró, en relación a este curso académico distinto «esto es la universidad: tiene como metas hacer frente a los cambios de la vida, buscar respuestas a los retos que se plantean».

Recordando la importancia de la implicación del mundo empresarial señaló que la colaboración público- privada es imprescindible para continuar avanzando en Espazo Compartido, ya que se trata de una formación dual con clases en la universidad y prácticas en la empresa privada.

Por su parte el rector de la UDC, Julio Abalde, dijo que para la universidad «Espazo Compartido es una de nuestras razones de ser ya la universidad tiene que dar cabida a toda la sociedad, independientemente de la situación en la que se este. Debemos trabajar el desarrollo de personas. Esto más que un programa es una seña de identidad».

Por su parte María Jesús Movilla se dirigió a los asistentes destacando que: «Este fue un año distinto que nos llevo a sacar lo mejor de nosotros. Agradecemos el esfuerzo de los profesores que pasaron de las clases presenciales al espacio virtual de con rapidez» al tiempo que agradeció a la implicación de las entidades y empresas que financian Espazo Compartido y que además se abren a la realización de las prácticas.

Espazo Compartido

Espazo Compartido es un programa de formación básica y para el empleo para personas con una discapacidad cognitiva superior al 33%, mayores de edad, que no tienen acceso a la universidad.

Dentro de las materias impartidas en Espazo Compartido se incluyen Desarrollo personal, Matemáticas, Habilidades laborales básicas, Iniciación a las TIC, Ofimática e Internet, entre otras.

Además cuenta con talleres de formación transversal como Robótica, Fotografía, Música, Identidad Digital, Baloncesto o un Club de Lectura, entre otras. Una amplia oferta formativa que responde a la apuesta por la responsabilidad social universitaria. Una programación que se adaptá a las circunstancias derivadas de las crisis sociosanitaria de la Covid19.

Espazo Compartido lleva a cabo su función promovido por la UDC, el Consello Social de la UDC, Santander Universidades, y las fundaciones Universia, ONCE y UDC.