La Fundación CYD presenta en Santiago dos rankings de universidades

La Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) ha presentado en Santiago de Compostela dos sistemas de clasificación de universi¬dades: el proyecto U-Multirank y el Ranking CYD. El acto ha tenido lugar ante los represen¬tantes de las universidades e instituciones gallegas, con la participación de Jesús Vázquez, conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia; y Antonio Abril, presidente del Consejo Social de la UDC y Patrono de la Fundación CYD. La presenta¬ción ha contado con la intervención de Martí Parellada, coordinador del Ranking CYD.

U-Multirank es un proyecto puesto en marcha por la Unión Europea para el desarrollo de un ranking internacional multi¬dimensional independiente, que nace de la estrategia ‘Europa 2020’, dentro de la inicia¬tiva ‘Unión por la innovación’. La Fundación CYD lidera ese proyecto en España como entidad asociada y será el interlocutor de U-Multirank con las universidades españolas.

El Ranking CYD, por su parte, tiene un ámbito español y nace con la idea de adecuarse a la tendencia europea y mundial de crear indicadores fiables para medir la calidad de las universidades. Se trata de un proyecto multidimensional, que permite a cada usuario construir su propio ranking y presenta los resultados por grupos de rendi¬miento (alto, medio y bajo), sin pretender elaborar una clasificación en forma de tablas para determinar qué universidad está en primer, segundo o tercer lugar.

El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria ha incidido en la impor¬tancia de esas iniciativas, por “integrar gran parte de los indicadores necesarios hoy en día para medir la dimensión de una institu¬ción universitaria”.

Jesús Vázquez ha destacado además su satisfacción por el hecho de que una buena parte de los indicadores con los que la Consellería propone el reparto de fondos por resultados a las universidades se corres¬pondan con los indicadores contemplados por la Fundación CYD: “Esto demuestra que estamos en el buen camino para el estable¬cimiento de unos estándares que sirvan no sólo como atractivo a los estudiantes, sino también como señales de competitividad y mejora de la calidad a nivel internacional”.