La UDC presenta su Memoria de RS en un acto virtual con la participación del bioquímico Mariano Barbacid

La Universidade da Coruña (UDC) presentó el 23 de julio la Memoria de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) 2018/2019. El acto, que tuvo lugar de manera telemática, fue presidido por el rector de la UDC, Julio Abalde Alonso, y por el presidente del Consello Social de la UDC, Antonio Abril Abadín, y contó con la presencia de Mariano Barbacid, profesor AXA-CNIO de Oncología Molecular en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas.

La Memoria de RSU muestra un año más el compromiso de la UDC con la transparencia de los resultados de su actividad de trasferencia y colaboración universidad-empresa. Julio Abalde recalcó la importancia de la Memoria de Responsabilidad Social como un ejemplo de todo lo que la Universidad aporta como servicio público. El rector de la UDC aprovechó para resaltar que “un aumento de la financiación de las universidades y sus labores de investigación significa una mayor inversión para el futuro de nuestra sociedad”.

Además, Abalde destacó la importancia de la universidad dentro del proceso de transformación digital: “Tenemos que ser un agente de renovación y de digitalización de nuestra sociedad”. En este sentido, nombró algunas iniciativas de la UDC, como el Campus Innova o la Ciudad de las TIC de la antigua Fábrica de Armas de A Coruña, en los que se apuesta por la innovación tecnológica.
En su intervención, el rector de la UDC también hizo hincapié en las iniciativas de la universidad que favorecen el puente universidad-empresa: “El CICA, el CITIC, el CITEEC y el Centro de Investigación Tecnológica nos permiten seguir avanzando en las relaciones entre las actividades de los grupos de investigación y las empresas. Un ejemplo de esto son las 12 cátedras institucionales que demuestran la colaboración entre la Universidad y el tejido empresarial”.

Por último, Abalde resaltó su meta de ser un claro ejemplo de institución sostenible y los objetivos que la universidad tiene por delante: “La UDC participa en programas como Green Campus y año tras año se reconocen todos los esfuerzos que hacemos en cuanto a desarrollo sostenible. Además, seguimos manteniendo el compromiso de la Universidad con la promoción de programas de inserción laboral y del fomento del emprendimiento y la igualdad”.

A continuación, Antonio Abril destacó el valor añadido de esta Memoria por ser fruto de la cooperación pública y privada. Además, remarcó el compromiso del Consello Social de la UDC y de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS): “Queremos seguir generando talento para prestar y mejorar continuamente los servicios universitarios y satisfacer las necesidades sociales y de las empresas”.

Abril también señaló que la transferencia de resultados es necesaria para mejorar en España su excelencia nacional e internacional y que, por eso, “la transferencia de resultados forma parte de la universidad al mismo nivel que la formación académica”. Además, quiso resaltar la importancia de la transformación digital y añadió que “no es un tema que abarca únicamente la tecnología, sino también la cultura”.

Para finalizar su intervención, Antonio Abril reconoció la importantísima labor de las universidades, como tantas otras instituciones, para “hacer frente a la pandemia y ser capaces de continuar con actividades formativas, de investigación y de transformación durante los últimos meses”.

Conferencia de Mariano Barbacid

Antes del acto de presentación de la Memoria de Responsabilidad Social de la UDC, Mariano Barbacid, profesor AXA-CNIO de Oncología Molecular en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, intervino en el acto mediante la conferencia ‘Compromiso social y nuevas estrategias terapéuticas contra en cáncer’. Durante la primera parte de su intervención, orientada al compromiso social con el I+D, Barbacid hizo hincapié en la importancia de que “la sociedad contribuya a financiar, no solo a las universidades, sino también directamente a grupos de investigación”. Además, señaló que “sin la investigación, tanto clínica como preclínica, sería imposible seguir avanzando en nuevas terapias para el tratamiento contra el cáncer”.
Consulta aquí la Memoria de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) 2018/2019.